Control de Peso

A pesar de que perder peso se ha convertido en una obsesión nacional, los Estados Unidos se ha convertido en una nación obesa con aproximadamente una tercera parte de la población con sobrepeso. Tristemente, la obesidad infantil se ha disparado.

Como resultado, tenemos un número cada vez mayor de problemas de salud que se relacionan directamente con la obesidad como la hipertensión, la diabetes, las enfermedades del corazón, problemas respiratorios y varias formas de cáncer (de mama, de útero, de colon, de recto).

La solución al problema de salud de la obesidad puede ser bastante complejo con múltiples factores que intervienen. Centrarse únicamente en la pérdida de peso no siempre se traduce en una mejoría de la salud por lo que la mejoría de la salud debe ser antes de la pérdida de peso para obtener mejores resultados.

Problemas de la obesidad afectan el desarrollo

Alimentos y hábitos alimenticios son un tema central en la obesidad. Qué, cuánto,  cuando y cómo son elementos que debe considerar muy seriamente cuando come. Las dietas deben centrarse en la eliminación de los alimentos procesados y carbohidratos refinados (comida rápida, azúcares, no orgánicos, y grasas trans), y aumentar el consumo de fibra y alimentos enteros, que contienen un espectro completo de nutrientes. Los azúcares deben minimizarse o eliminarse por completo de nuestras dietas para perder peso y estar saludable, tanto física como mentalmente.

El metabolismo, el ejercicio y los factores genéticos también juegan un papel importante en la obesidad. la tasa metabólica de la persona (la cantidad de energía que el cuerpo utiliza y produce con el tiempo) debe ser determinado para desarrollar un plan de pérdida de peso exitoso.

Cuando y que alimentos come, así como la condición de la tiroides determinará en gran medida la capacidad de pérdida de peso, al igual que los factores genéticos y el ejercicio. Un metabolismo más rápido y una función normal de la tiroides deben establecerse con el fin de alcanzar un peso ideal y saludable.

Los altos niveles de insulina en la sangre determinan la cantidad de azúcar que se almacena produciendo la grasa. Los niveles de insulina pueden perder el equilibrio hormonal, que afecta a la retención de agua, la producción de colesterol, la función tiroidea, a los neurotransmisores, y el apetito. La normalización de la insulina con suplementos dietéticos, la tiroides y la normalización de la función suprarrenal, y el ejercicio para mejorar el metabolismo son vitales para un programa de pérdida de peso exitoso.

Problemas comunes de la dieta

Las dietas que sólo limita el consumo de calorías fallan porque el peso regresa después de que termine la dieta. Los planes más eficaces consisten en comer alimentos saludables, aumentar el metabolismo, quemar grasa, y la eliminación de los factores psicológicos que desencadenan el consumo excesivo de alimentos poco saludables.

La desintoxicación es importante para la pérdida de peso no sólo para acelerar el metabolismo sino también para aumentar la eficacia de nuestra hormona y del sistema nervioso, así como para reducir la retención de agua. Debido a que muchas de las toxinas almacenadas del cuerpo se liberan en el cuerpo cuando se disuelve la grasa, se debe contar con un plan de suplementos para ayudar a su eliminación para que nuestro organismo no sufra síntomas tóxicos. Si se utiliza la suplementación adecuada, esto puede evitarse fácilmente.

Si usted tiene preguntas acerca de CONTROL DE PESO o desea hacer una cita llame ya al (818) 761 1661.