Nutrición Prenatal

Por sentido común se sabe que se debe comer bien durante el embarazo porque es importante para dar a luz a un bebe sano, sin embargo muchas mujeres aprenden un poco tarde una dura lección al darse cuenta de que además de evitar la comida chatarra se necesita mucho más para proteger su salud y la de su bebé.

Lamentablemente va en aumento el número de niños que nacen con defectos de nacimiento y anormalidades. Las causas aun están en disputa, pero nuestra experiencia sugiere que estos problemas se derivan de la increíble avalancha de toxinas que las mujeres embarazadas están expuestas a antes, durante y después del embarazo.

Hay dos estudios muy importantes que ilustran la realidad de toxicidad prenatal y la importancia de la nutrición prenatal.

El primero es un trabajo de investigación realizado por el Grupo de Trabajo Ambiental en 2009. De acuerdo con el GTA, el cuerpo de una madre embarazada utilizará el bebé que está creciendo como un vertedero literal de toxinas. Su estudio analizó muestras de sangre del cordón umbilical de 10 bebés nacidos a finales de 2009 y se encontró, en promedio, 232 químicos diferentes en el interior. Lo que es particularmente preocupante es que estos productos químicos no son raros ni difícil de rastrear. Provienen de artículos para el hogar tan comunes como jabón, electrónicas, plásticos, cosméticos, artículos para el cuidado del cabello, etc., por no mencionar a los pesticidas. El GTA también dio seguimiento a los niños años más tarde y encontró una fuerte correlación entre su toxicidad prenatal y la disminución de su cociente intelectual.

En el año 2000, Randy Jirtle, profesor de radiación oncológica en la Universidad de Duke, y su estudiante postdoctoral Robert Waterland diseñaron un experimento genético simple. Utilizaron ratones conocidos por los científicos como los ratones agouti, llamados así porque llevan un gen de lo particular que los hace amarillo, obesos, y propensos al cáncer y a la diabetes. Cuando se reproducen, las madres dan a luz a crías idénticas que también se convierten en amarillos, obesos, y mueren jóvenes de diabetes o cáncer. El experimento quería descubrir si el destino genéticas de estos ratones podrían ser re-escritos.

Ellos crearon dos grupos de ratonas agouti embarazadas. Un grupo fue alimentado con una dieta estándar pensada para ratones durante la gestación. El otro fue alimentado con una dieta rica en sustancias llamadas “donantes metílicos” que suelen encontrarse en alimentos como la cebolla, el ajo y la remolacha.

Cuando los ratones dieron a luz, los ratones en el grupo de dieta normal tuvieron descendencia normal, pero el otro grupo tenía un resultado muy notable. Sus crías de ratón eran delgados, de color marrón, sano, y vivieron una vida larga y feliz.

Aún más notable fue el hecho de que los ratones sanos tenían el gen agouti completo, pero alterado por una sola letra, y eso hizo toda la diferencia. El cambio fue creado solo a través de la dieta.

Mas sin embargo, no piense usted que si come sólo lechuga y remolacha durante el embarazo, va a dar a luz a un súper bebe, pero si tome un momento para reflexionar y apreciar que todo el ciclo de vida de un ser viviente se ve afectado directamente por lo que la madre comió durante el embarazo.

            Si como madre, se cuida así misma, come bien pensando en el ser viviente que esta dentro de usted, puede producir un impacto de largo alcance que repercutirá en varias generaciones.

            Nosotros, en el Centro de Bienestar Nutrikon contamos con una experiencia en nutrición prenatal concentrado en el suministro de nutrientes adecuados para garantizar el desarrollo sano del cerebro del bebe, de la función de un sistema inmunológico fuerte, así como la reducción de los posibles daños ocasionados por un medio ambiente contaminado. Utilizamos sustancias nobles y naturales, así como una dieta efectiva para cumplir plenamente con las necesidades específicas prenatales.

Si usted tiene preguntas acerca la Nutrición Pre Natal o desea hacer una cita llame ya al (818) 761 1661.